Café Nicola, símbolo literario de Lisboa

Cafe Nicola en Lisboa

Hoy hablaremos de uno de los cafés más emblemáticos de Lisboa, el Café Nicola. Cabe destacar que durante mucho tiempo, estos cafés eran lugares de intercambio de opiniones y debates literarios entre otros. Pequeños recintos con olor a grano molido en el que muchas veces se fraguaban los movimientos sociales, políticos y culturales del país.

El Café Nicola es seguramente en Lisboa el café literario por excelencia. Creado a finales del siglo XVIII fue gestionado en principio por un italiano, Nicola Breteiro.

Era comúnmente conocido como la “Academia”, este apodo nos puede dar una idea de la gran cantidad de intelectuales que lo frecuentaban por aquel entonces. Intelectuales de la talla de Manuel María Barbosa du Bocage, un cliente muy habitual del establecimiento.

Situado en la Rua 1 de Dezembro 35, muy cerca de la estación de Rossio, en la actualidad también es un lugar de lo más frecuentado por turistas de todo el mundo; y es que el café que se puede degustar aquí es realmente exquisito, además de hacerlo en uno de los símbolos intelectuales de la ciudad, sobre todo de la zona de Baixa.

Cabe destacar que si tenemos hambre estamos de suerte, pues el Café Nicola ha sabido adaptarse a los tiempos y ha terminado abriendo también un restaurante en su interior. Un interior que por otro lado se presenta realmente elegante, incluso podremos ver una estatua del poeta Bocage.

El restaurante de Nicola es el lugar perfecto para poder degustar algunas de los tradicionales platos de la ciudad o muchos otros comercializados por el establecimiento como el “bife a Nicola” o su particular “bacalhau à Lisbonense”, dos platos que gozan con muy buena crítica.

Es importante saber que si lo que queremos es simplemente tomar un café o picar algo, quizá debamos dirigirnos a la barra, pues sus precios son bastante más baratos que en la terraza.

Otros establecimientos emblemáticos de la ciudad:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en Lisboa


Comentarios (1)

  1. LUIS dice:

    TUVE LA SUERTE DE CONOCER LISBOA, simplemente me encantó.

Deja tu comentario