Caldo verde en los bares de Lisboa

Caldo verde

Si paseamos hambrientos por las calles de Lisboa podremos encontrar numerosos lugares con  carteles ofreciendo este brebaje. Y es que el caldo verde es uno de los platos que más gusta a los portugueses, ya no sólo de Lisboa, de todo el país.  Llama la atención que este plato sea más típico incluso que el propio bacalao de la tierra, pero lo cierto es que los Portugueses son muy aficionados a las sopas y caldos.

En realidad, esta receta proviene del norte de Portugal, y es que se realiza con una variedad de col gallega llamada “couve galega” que se cultiva allí. No obstante, en Lisboa se comenzó a cultivar en los patios de las casas. Esta es una col de hojas muy largas, y para prepararla hay que cortarla muy fina.

El resto de los ingredientes del caldo verde son una cebolla, dos dientes de ajo, cuatro cucharadas de aceite de oliva, patatas harinosas (500 gr), chorizo ahumado (150 gr), sal y pimienta negra al gusto y por supuesto pan para acompañar.

En cuanto a la elaboración, es bastante sencilla. Para empezar debemos lavar las hojas de col (350 gr) y cortarlas muy finas para reservarlas. Es el momento de pelar la cebolla y los ajos para sofreírlos un poco con el aceite de oliva en una olla. Cuando vemos que la cebolla está totalmente transparente tendremos que añadir la patata pelada y troceada en rodajas gruesas. A continuación añadiremos  agua suficiente para cubrir todos los ingredientes y los dejaremos a fuego lento durante aproximadamente 25 minutos (tiempo suficiente para que las patatas estén totalmente tiernas).

Una vez tengamos el fondo de nuestro caldo hecho, deberemos pasarlo por la batidora para hacer una especie de puré.  A continuación freiremos el chorizo en rodajas y sin aceite lo verteremos en la sopa. Una vez terminemos tendremos un delicioso plato portugués para degustar.

Para finalizar, después de salpimentar correctamente,  añadiremos la col en tiras y lo dejaremos cocer a fuego lento durante aproximadamente 5 minutos para que pueda coger el sabor de los últimos ingredientes añadidos.

Foto vía: absolutlisboa



Etiquetas: ,

Categorias: Comer en Lisboa


Deja tu comentario