Solar, donde comprar los reconocidos azulejos

Solar Azulejos en Lisboa

Ya hemos hablado de los azulejos como uno de los elementos más característicos de la ciudad de Lisboa, los cuales se pueden encontrar en las paredes de múltiples casas, adornando los frentes y las fachadas con su gran colorido.

Pero ¿dónde comprarlos? Son varias las tiendas que se especializan en la venta de azulejos realizados de manera tradicional, y una de ellas es Solar, que permanece abierta desde hace cincuenta años.

Es decir que por su enorme experiencia en el rubro, esta tienda respira historia por sí misma. Solar está ubicada en Rúa Dom Pedro V, 68-70, más precisamente en el Barrio Alto, una de las zonas más distinguidas de Lisboa. Si bien este local tiene historia, en él también se puede conseguir una mercancía relacionada con la propia historia del país: allí se pueden encontrar azulejos que van desde el siglo XV y hasta el siglo XIX.

Sobre los materiales que se venden en este comercio, hay que decir que muchos de los azulejos viejos han pertenecido a palacios y a templos religiosos. Aunque no todo es azulejo: también se consiguen piezas en madera decorativa. Un consejo para quienes ingresen es que cuando concurran lo hagan con tiempo, debido a que una vez que se entra no se sabe cuándo se va a salir. El material es tan maravilloso, que hace que uno se detenga durante varios minutos a admirarlo.

Otra cosa que se debe tener en cuenta es que Solar es una empresa de tipo familiar y que el clima que se respira allí dentro es sumamente agradable: la intención es que todo el que ingrese se sienta como en su casa. Por ejemplo se puede charlar con el propietario de esta firma, quien atiende en el local y además se muestra muy permeable al diálogo con los clientes. Charlar con él, además, agrega mucho a lo que es la historia que se desprende de cada trozo de azulejo.

Dentro de la tienda los materiales están divididos en secciones, las cuales están separadas por el período de tiempo al que pertenece cada trozo de azulejo. Para algunos que han recorrido sus pasillos, es como estar en un museo pero sin estarlo. Sin dudas que la excelente disposición de los productos y la variedad que se consigue, hace que uno quiera comprarse algo sí o sí: baldosas, paneles y demás productos que tienen una belleza singular.

Foto vía: Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Comprar en Lisboa


Deja tu comentario