A vida portuguesa, para comprar recuerdos

a vida portuguesa

Algo habitual de cada viaje es llevar de vuelta un recuerdo particular del lugar en el que se estuvo de vacaciones. En el caso de Lisboa, hay una tienda que uno debe visitar sí o sí si es que desea encontrar el mejor regalo: A vida portuguesa.

En este particular comercio es posible encontrar todo tipo de producto de manufactura nacional, hecho de forma tradicional, como por ejemplo tejidos, delicatessen y artesanías. Vale la pena conocerlo.

Según cuenta la historia, el nacimiento de este comercio se dio a partir de una investigación realizada por la periodista Catarina Portas acerca de los productos antiguos portugueses. En ese informe se incluían aquellos que tienen varias décadas y son marcas instaladas, los que mantienen su empaque original o los que se encuentran inspirados en productos del pasado. Desde luego, se trata de un comercio con una fuerte carga nostálgica.

Portas es una personalidad singular de Portugal, ya que es periodista pero a la vez empresaria, y es parte de una familia reconocida. Por ejemplo, es hermana de dos políticos que están enfrentados ideológicamente y que pertenecen a veredas opuestas. Además de A vida portuguesa, ubicado en el Chiado, en Rúa Anchieta 11, es propietaria de los kioscos antiguos que se encuentran en Praça de Camoes.

En el caso de esta tienda, su motivación principal es mantener con vida algunos productos que han logrado sobrevivir con el tiempo: muchos de ellos han tocado a varias generaciones y, por este motivo, es que ocupan un lugar muy especial en el corazón de los portugueses. Pero tras este simple aspecto comercial, hay otro sentido, y tiene que ver con el hecho de demostrar que la industria local es importante, y potenciarla dándole nuevo vigor a partir de renovar el vínculo con los ciudadanos.

Al ser conocida por los turistas que visitan desde el extranjero, A vida portuguesa cuenta entre su clientela a muchas personas de otros países. Por eso, se remarca que todo lo que se adquiera allí puede ser enviado por correo, calculándose el gasto de envío en función del peso de los artículos. Hay que tener en cuenta que para Europa los artículos tardan una semana en llegar, mientras que para el resto del mundo, lo hacen en unas dos semanas. A vida portuguesa está abierta de lunes a sábados de 10:00 a 20:00.

Foto vía: Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Comprar en Lisboa


Deja tu comentario