El moderno Centro Cultural de Belem

centro cultural belem

Uno de los mayores placeres con los que cuenta la vida en la capital portuguesa es la gran actividad en los museos, con opciones de primerísimo nivel y para todos los gustos: pintura, arte moderno, danza, teatro. Uno de estos lugares, que nuclea a la sociedad intelectual de Lisboa es el Centro Cultural de Belem, espacio integrador de este tipo de propuestas, que es además la institución de mayor tamaño dentro de la especialidad en todo el país.

Ballet, óperas, conferencias son parte de la vida de este inmenso espacio cultural, el cual además se presenta como un lugar para recorrer por su exquisita arquitectura y la belleza que representan sus parques y jardines.

Este edificio racionalista, que reúne además la actividad de por ejemplo la Fundación Museo Colección Berardo, es obra de los arquitectos Vittorio Gregotti y Manuel Salgado, que se emplazó a poco de comenzada la década de 1990. Con este trabajo, ambos especialistas ganaron el premio internacional de arquitectura de piedra en la Feria de Verona de 1993.

Obras de Marcel Duchamp y Andy Warhol se encuentran entre sus muestras permanentes, como así también de fundamentales artistas portugueses y del mundo entero. Pero allí también se realizan múltiples eventos, no sólo vinculados con el arte ya que allí hay presencia de conferencistas en diversas temáticas.

El Centro Cultural de Belem es un imponente edificio que en su interior no sólo alberga distintas instituciones, salas de exposiciones y salas teatrales, sino que además cuenta con una muy amplia sala de lectura, denominada Jorge de Sena. Allí se puede conseguir material en las áreas de literatura y artes visuales, y sus autoridades han mencionado que se trata de un espacio que tiene destino de biblioteca. Con capacidad para 40 personas, la sala de lectura cuenta con Internet y una zona de lectura de periódicos.

Otro espacio es el Palacio de Congresos, donde se da lugar a la actividad comercial y a la cultural a través de un moderno conjunto de auditorios, salas de conferencias, vestíbulos, desde los cuales se puede exponer en diversas temáticas. Allí se brinda la más alta tecnología para que cada exposición se pueda desarrollar con el mayor nivel de calidad. Se pueden realizar proyecciones o hacer comunicaciones vía satélite.

Pero como todo espacio cultural moderno, no se hace asco a lo que es el esparcimiento, con la presencia de varios restaurantes como El commenda, Cuadrante, Sandwich y Terraza; como así también las tiendas donde comprar desde vinos de calidad, hasta productos de arte, joyas, tabaco, o cortarse el pelo en una peluquería de estilo.

Foto vía: Viajar.clix

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en Lisboa


Deja tu comentario