Diversión nocturna en las docas lisboetas

Noche en Lisboa

No todo es historia y tradición en Lisboa, puesto que para los que prefieren otros ritmos de vida también hay opciones de gran calidad.

El esparcimiento nocturno, la diversión, la marcha y el baile hasta bien entrada la madrugada tienen su lugar en las docas, una zona en la que se concentra el mayor número de restaurantes, terrazas y bares de copas que se encuentran entre lo más moderno de la ciudad.

Las docas están ubicadas en lo que era una antigua zona portuaria de Lisboa y que en la actualidad es un puerto de yates, abierto también al esparcimiento nocturno. Se extienden entre los puentes Vasco de Gama y 25 de Abril y allí se concentra la mayor movida nocturna: por ejemplo bajo este último se pueden recorrer las docas de Santo Amaro, un puerto deportivo cuyos viejos almacenes han trocado con el tiempo en restaurantes y bares de copas. Aunque lo más destacado aquí es su oferta gastronómica.

Interesante en el caso de las docas, es poder disfrutar de una velada en familia o con amigos, teniendo de fondo una postal marítima inmejorable, compartiendo la experiencia al aire libre, junto al Río Tajo. Sin embargo en el caso de aquellos que busquen una diversión más marchosa y que se extienda en horario, se pueden correr hasta las docas de Alcántara. Si bien también allí existe una gran variedad de restaurantes, el punto más alto son sus locales nocturnos y bares.

En Alcántara hay profusión de lugares con amplias dimensiones y en cuanto a la decoración de bares y restaurantes, hay una búsqueda estética que transita entre lo antiguo y lo moderno. Seguramente esta mezcla sea un concepto deseado, ya que lo mismo se puede decir de la música que se pasa en las discotecas: desde ritmos contemporáneos hasta popular portuguesa, pasando por los últimos hits de la música disco.

La oferta gastronómica es muy buena y amplia, ya que hay platos para todos los gustos. Uno puede comer algo muy elaborado, pero también puede degustar un platillo ligero, que sirva de puente para la diversión posterior. Diversión, que se pone a tope a las dos de la madrugada, y que se puede extender en lugres como el Queens, Indochina, Docks, en bares de karaoke o en discos que apuestan a los ritmos más bailables como el Havanna.

Foto vía: Alasdemusgo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en Lisboa


Deja tu comentario