Cultura y gastronomía en Chapitô

chapito

“Como si fuera el último partido de un tiempo pasado o el primero de otros tiempos futuros”. Con esta frase, la artista Teresa Ricou presenta su proyecto Chapitô, un lugar emblemático de Lisboa abierto tanto a la gastronomía y el esparcimiento nocturno, como a las actividades culturales. Pero, especialmente, un espacio que abre sus puertas a todo aquello que tenga que ver con la contención social y la inclusión a través del arte.

Albergando múltiples disciplinas, en Chapitô se cruzan el restaurante de tapas y también el bar, además del teatro, la carpa de circo y el escenario para conciertos.

En cuanto a su propuesta gastronómica, hay dentro un restó informal y relajado, con un fuerte aire de bohemia, en el cual se pueden disfrutar platos de comida internacional, todo preparado con el mejor gusto y la más alta calidad. Por su ambientación, se presta para una cena romántica. Está ubicado en Rua Costa do Castelo 7, Alfama, y permanece abierto de martes a viernes de 19:30 a 02:00, y de sábados a domingos de 10:00 a 02:00.

Por su parte también debe destacarse el bar, ubicado en la terraza y espacio ideal para apreciar la panorámica que se ofrece desde una estructura vidriada, con el Río Tajo a sus pies. El bar está abierto durante todo el año, y también se puede disfrutar de una comida ligera y buenos tragos. Abierto a la cultura, este espacio es aprovechado para conciertos de jazz, presentación de libros, instalaciones y exposiciones.

Pero Chapitô no es sólo esto. Con una historia de 25 años, todo este tiempo transitado se lo ha hecho sobre los preceptos de la apertura cultural e intelectual, con un trasfondo humanista. Entre sus paredes, Teresa Ricou ha ofrecido lugar para la formación y capacitación de artistas, como por ejemplo su escuela de circo. Esta casa-restó-teatro ha sido fundamental en el cambio social de Lisboa, con una intervención socio-cultural enorme.

Ricou manifestó que con este lugar quiso sumarse a las movidas internacionales en las que la cultura sirvió para modificar aspectos sociales, a la vez que pretendió tapar un agujero dejado por las autoridades gubernamentales en cuanto a políticas sociales para niños y jóvenes en situación de pobreza. Chapitô no es sólo ese espacio, también es un ámbito que se expande hacia la sociedad, ingresando en los barrios y promoviendo campañas de sensibilización cultural.

Foto vía: Lisboando



Etiquetas: ,

Categorias: Comer en Lisboa


Deja tu comentario