El Fuerte de San Lorenzo y el Faro de Bugio

El Fuerte de San Lorenzo y el Faro de Bugio

El Fuerte de São Lourenço da Cabeça Seca, situado en Oeiras, en medio de las aguas de desembocadura del río Tajo, es uno de los monumentos históricos más simples y agradables de Portugal. En su centro se alza el conocido Faro de Bugio, herramienta clave para la marina de toda Europa desde hace más de tres siglos.

Originalmente, había un fuerte y un faro más rústicos, que fueron destruidos por el tristemente célebre terremoto de 1755. La pérdida fue muy dura, el gobierno puso manos a la obra instantáneamente para suplir la pérdida y en veinte años volvieron a edificarlos, esta vez con su fisonomía actual, con su estructura redonda, de líneas simples. Esta obra era necesaria en aquella época, en primer término por la posición estratégica y en segundo término porque cumplía funciones de defensa vitales para la integridad de la ciudad de Lisboa: era fundamental cubrir ataques desde el mar.

El fuerte, conjuntamente con las fortalezas de Trafaria y de São Gião da Barra, sometía a los corsarios a un fuego cruzado.

En 1945, cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial, su interés estratégico se diluyó y las fuerzas militares lo abandonaron, desde ese momento en adelante sólo se utilizó como instrumento de auxilio a la navegación marítima. La luz del Faro de Bugio se percibe desde la carretera que enlaza Lisboa con Estoril; su luz es de destellos simples de un particular color verde, con un período de 5 segundos y un alcance de 9 millas.

La ubicación de este edificio marítimo le genera constantes y profundos daños a la estructura, por tal motivo fue necesario restaurarlo en repetidas ocasiones. Las intervenciones más profundas datan de 1952, 1981 y sobre todo en el 2000, cuando corrió el riesgo de desmoronarse. Las obras de ingeniería realizadas fueron notables, se trabajó desde los cimientos hasta el revestimiento.

El fuerte es una construcción renacentista, diseñada por el arquitecto Giovanni Casale; es morfológicamente redondo porque para la época era indicado para la correcta disposición de la artillería, además le permite resistir con más fuerza los embistes de la erosión del agua y el viento. La torre central tiene 16 metros de altura. En las áreas de servicio está la sala de comandos, un cuartel, un almacén, la bodega, el tanque de agua y una capilla de estilo manierista con embrechados de mármol: paredes y techo forrado en madera pintada. El fuerte y el faro están abiertos a la visita de los turistas de 10:00 a 19:00.

Información práctica

  • Ubicación: Cachopo Sul, Barra del río Tajo

Foto vía: Daniel Feliciano



Categorias: Qué ver en Lisboa


Deja tu comentario