El Elevador do Lavra, el más antiguo de Lisboa

Elevador do Lavra

Cuando fue construido trabajaba con un mecanismo a vapor, al igual que las viejas locomotoras. Actualmente, 120 años después, es parte de la red eléctrica de tranvías que avanzan por las calles de Lisboa. Estamos hablando del Elevador do Lavra, el funicular más antiguo de Portugal, que todavía se encuentra en pleno funcionamiento.

Este tranvía conecta la calle Câmara Pestana y el Largo da Anunciada -perpendicular a la Avenida de la Liberdade, con una extensión de 188 metros. Fue construido por el ingeniero portugués Raoul Mesnier du Ponsard, quien también tuvo a su cargo los elevadores de da Glória, da Bica y de Santa Justa. La inauguración tuvo lugar el 19 de abril de 1884 y desde entonces nunca apagó sus motores.

Los turistas que visiten la ciudad, tienen que hacer un paseo en el elevador, sólo es necesario comprar un boleto único o adquirir una tarjeta con pasajes programados para varios días. Es un recorrido especialmente recomendable para los amantes de la fotografía, ya que ofrece un paisaje urbano bellísimo y singular, se puede apreciar la arquitectura típica, el movimiento de la gente, las callejuelas angostas, en fin, el funcionamiento diario de Lisboa en sus distintos horarios laborales y de esparcimiento.

El interior del elevador se mantiene cual réplica del siglo XIX. Los asientos son de madera lustrada, a decir verdad es un solo asiento extenso que comparten todos los pasajeros. Las ventanas, también de madera de época, son amplias y rectangulares, al igual que el parabrisas del chófer, quien conduce de pie, aferrado al volante y a la palanca del acelerador. El viaje es muy cómodo y silencioso, el motor trabaja con electricidad y no con pistones de implosión interna. Cada tranvía puede llevar hasta un máximo de 25 personas.

Lamentablemente, el Elevador do Lavra fue víctima del vandalismo en los últimos años, lo cual llevó al gobierno y a la empresa responsable del servicio (la Companhia de Carris de Ferro de Lisboa) a tomar medidas urgentes de seguridad para conservarlos en su estado original. No hay que olvidar que el Elevador do Lavra se encuentra clasificado como Monumento Nacional de Portugal desde febrero de 2002.

Foto vía: viajeuniversal



Etiquetas:

Categorias: Turismo en Lisboa


Deja tu comentario