La Academia de Ciencias, biblioteca monumental

Academia das ciencias

La Academia das Ciências de Lisboa fue fundada en 1779, pero se encuentra en su actual edificio, ubicado a pocos metros del histórico Arco a Jesús, desde 1834. Además de la Academia, es la sede de la Facultad de Letras y del Museo Maynense, donde se expone una serie de pinturas clásicas, material etnográfico, reliquias y colecciones zoológicas, botánicas, paleontológicas, arqueológicas y mineralógicas.

Lo más sobresaliente de este espacio académico es su biblioteca, que amuebla un salón monumental de 31 metros de largo, por 15 metros de ancho y 11 metros de alto. Figura entre las bibliotecas más imponentes de toda Europa. Está integrada por más de 120 mil volúmenes, algunos antiquísimos que datan del siglo XVI, conservados en excelente estado. Hay también 112 incunables y 1600 manuscritos. La mayoría de estos libros fueron comprados por la Academia, aunque una parte pertenecía al Convento de la Orden Tercera de San Francisco, que se erigía en ese mismo lugar hacia el año 1590.

La biblioteca no termina en el salón: se extiende a lo largo de otras doce salas. Los bibliófilos pueden encontrar aquí rarezas, por ejemplo un misal del 1600, un manuscrito de Estêvao Gonçalves que se utilizaba en las ceremonias de jura de los reyes y una biblia de 1462 escrita en latín, impresa en pergamino en Mainz por los ayudantes de Gutemberg.

Las cornisas están decoradas con bustos de figuras trascendentes de la historia del pensamiento, realizados por la Real Fábrica de Louça do Rato. Están representados matemáticos como Newton y Pedro Nunes, filósofos como Platón, el Rey João VI, poetas como Virgilio y Luís Vaz de Camões, entre otros.

En el segundo piso funciona el Museo Maynense, conformado por siete salas. Se destacan allí las colecciones resultantes de la expedición de Alexandre Rodrigues Ferreira (1783-1792) al Brasil; otra del último viaje de James Cook a Colombia Británica y a Hawai; un conjunto de piezas de cerámica del Pavo y artículos provenientes de Rusia, África, del siglo XVIII, India y China.

Se exponen fósiles de animales y plantas, algunas piezas son única en el continente, como los collares garra de tigre (jaguar), la anaconda (serpiente gigante), los dientes de mono y las serpientes altamente venenosas (serpientes de coral). Merece una mención especial el loro amarillo del norte de Brasil, pieza que fue pedida el Museo Nacional de Historia Natural de París. Pero que, obviamente, no fue cedida.

El museo puede visitarse todos los días hábiles entre las 10:00 y las 17:00.

Información práctica:
Dirección: R. Academia das Ciências, 19 1249-122
Teléfono: 213 219 730
E-mail: geral@acad-ciencias.pt, biblioteca.acl@acad-ciencias.pt

Foto Vía: Panoramio



Etiquetas:

Categorias: Museos de Lisboa


Comments are closed.