Rua Augusta, la principal calle de la Baixa

Rua Augusta

Una de las zonas más visitadas de Lisboa es la Baixa, importante sector histórico y cultural de la ciudad que se caracteriza por su estructura urbana bien definida con calles rectas y cuadriculadas, todas llenas de turistas.

Una de estas concurridas calles es la Rua Augusta, definitivamente la más importante de la Baixa, que va desde la Plaza del Rossio hasta la Plaza del Comercio y el río Tajo. El recorrido por la Rua Augusta no es muy extenso, ya que solo cuenta con solo 500 metros de longitud, pero son 500 metros de gran actividad por los que transitan miles de personas al día.

Como es de suponerse, es una calle peatonal, con un bello pavimento ornamentado con toda clase de mosaicos formando gran variedad de figuras geométricas. A su alrededor, lo mejor de la arquitectura de la Baixa, con edificaciones centenarias en excelente estado de conservación, las cuales albergan todo tipo de comercio, como cafés al aire libre donde se pueden tener grandes momentos de tertulia mientras se observa apaciblemente el ir y venir de turistas llegados de todo el mundo.

Es el principal epicentro comercial y turístico de Lisboa, y a pesar que las tradicionales tiendas con el tiempo han sido sustituidas por establecimientos de prestigiosas marcas a nivel mundial, aún sigue conservando el carácter de pequeño mercado, todo gracias a los artistas callejeros y a los vendedores ambulantes con sus mercancías más o menos convencionales. Los inmigrantes de África y Sudamérica ofrecen artículos de madera, metal o cuero, mientras que otros vendedores venden libros, souvenirs, gafas de sol, cuadros, camisetas, y cualquier otra cosa para atraer a las multitudes que pasan.

Brindando la bienvenida a la Plaza del Comercio se encuentra una imponente obra arquitectónica símbolo de la ciudad, el Arco Triunfal de Rua Augusta, levantado totalmente en piedra para celebrar la reconstrucción de la ciudad después del gran terremoto de1755 y diseñado por el arquitecto Santos de Carvalho. Su construcción finalizó en 1873 y sus estatuas representan, entre otros, a Vasco de Gama y al Marqués de Pombal.

Si observamos el Arco desde la misma Rua Augusta observaremos el porque era considerada como una puerta al mar, cuando en aquellos años en la Plaza de Comercio era el puerto de la ciudad.

Foto Vía Shadowgate



Etiquetas:

Categorias: Barrios y calles de Lisboa


Deja tu comentario