Metro de Lisboa, escenario de arte y movilidad

Metro de Lisboa

Además de los tradicionales tranvías, otro de los medios de transporte más recomendables para recorrer Lisboa es su sistema de Metro, destacado a nivel Europeo como una de los más bellos e interesantes, tanto por la funcionalidad, como por la arquitectura, decoración y exposiciones de arte en gran parte de sus estaciones.

En la actualidad son cincuenta y dos estaciones que componen el sistema, repartidas en cuatro líneas sobre casi cincuenta kilómetros de longitud. las cuatro líneas se caracterizan por poseer nombres bastante curiosos: Gaivota (gaviota) es la azul, Girassol (girasol), es la amarilla, Caravela es la verde y Oriente es la roja.

Entrando un poco es su historia, fue inaugurado en el año de 1959, y su longitud inicial era de 6,5 kilómetros. Consistía en una sola línea bifurcada, en forma de Y, que conectaba la zona de Sete Rios (hoy Jardim Zoológico) y Entrecampos, con un trayecto común entre Rotunda (hoy Marques de Pombal) y Restauradores, en el centro de la ciudad.

En el año de 1972 tuvo su primera ampliación de Restauradores hasta Alvalad, pero la expansión más grande se dio a partir del año 1988 cuando la empresa se nacionalizó, inaugurando las conexiones a la Ciudad Universitaria y al Colegio Militar – Luz. La línea de Oriente tuvo su origen en 1998, y nació de la necesidad de unir la Alameda con la zona de la exposición mundial al noreste de la ciudad.

Entre sus estaciones más representativas encontramos la Estación de Entre Campos, la cual alberga en su interior una colección de estatuas representativas de los oficios clásicos de Lisboa, se destaca también la imponente Estación de Oriente en el Parque de las Naciones, obra del reconocido arquitecto e ingeniero español Santiago Calatrava, Baixa-Chiado una estación modernista localizada en una zona con un desnivel muy pronunciado, y otras interesantes estaciones como la de Olivais, Cabo Ruivo, Parque, Jardim Zoológico, Ciudad Universitaria y Picoas, las cuales contienen diversos adornos con azulejos, elemento característico de Lisboa.

A pesar de que es un sistema de transporte muy eficiente, no permite llegar a todos los rincones de Lisboa, por ello es recomendable complementarla con los Tranvías y las diversas líneas de bus.

Foto Via Jcornelius



Etiquetas: ,

Categorias: Turismo en Lisboa


Deja tu comentario