Visitas guiadas por Lisboa

Visita a Lisboa

Visitar Lisboa puede ser mucho más productivo si nos decidimos a contratar una visita guiada. Aunque no es una urbe compleja, está bien comunicada y su tamaño no es excesivo, visitar Lisboa con la ayuda de un guía local que hable español puede tener ventajas; y es que, ante todo, se trata de una ciudad llena de rincones ocultos, de historia y de tradición, cosas que quizá sean más fáciles descubrir con una persona acostumbrada al entorno.

Visita guiada en español por Lisboa

Un guía configurará una ruta completa mostrándote los lugares más importantes de la ciudad. En dicha ruta no faltarán, por ejemplo, las plazas de Lisboa; y es que hay muchas, y varias importantes, tales como la Plaza del Rossio, que es el centro neurálgico de la ciudad; la Plaza Luís de Camões, una de las que más ambiente tiene durante el día y la noche; la Plaza Figueira, convertida en mercado; o la Plaza do Comercio, la más importante y levantada junto al palacio real antes de que fuera destruido por el gran terremoto de 1755.

Tampoco pueden quedar fuera las Ruinas del Convento del Carmen, entre las que se pueden admirar lo que queda de una preciosa iglesia que, aunque quedó completamente destruida tras el gran terremoto, nos regala una estampa sobrecogedora ante el cielo abierto.

El Elevador de Santa Justa es otra visita importante en la ruta guiada por la ciudad. Además de ser una de las formas más rápidas de llegar de La Baixa al Barrio Alto, ofrece unas vistas preciosas desde las alturas. Y una vez que hayas llegado a la parte alta, deja que el guía te cuente la historia del Castillo de San Jorge, y pasea luego por sus murallas para poder ver, a vista de pájaro, las callejuelas de esta romántica ciudad.

Por otra parte, perderse por las laberínticas calles de Alfama es fácil si no conoces la zona, pero eso no te sucederá si te acompaña un guía, excepto que tu idea sea perderte por callejuelas que parecen no tener fin. Por cierto, no te olvides de incluir la posibilidad de admirar las vistas desde el Mirador de Santa Lucía, que, aunque no es el más importante de las rutas turísticas, sí puede considerarse como el más encantador.

Finalmente disfruta de la visita a la La Sé, la Catedral de Lisboa, una preciosa iglesia construida en el siglo XII con un claro estilo románico. En su interior, además, podrás visitar el claustro para poder admirar restos romanos, árabes y medievales que fueron encontrados tras unas excavaciones en este lugar durante los últimos años.

Más información y reserva en:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en Lisboa


Deja tu comentario