El Pavilhao Chinés, café elegante de Lisboa

Pavilhao Chines

La bohemia y nostálgica Lisboa invita a pasar la tarde paseando por sus calles, disfrutando del tintineo de los tranvías, del sonido lastimero de algún fado que se escapa de entre los muros o el aroma sugerente de una taza de café caliente. La noche parece que cae solicitando permiso para posarse en los tejados rojos, y durante el intervalo de tiempo en el que el sol desaparece del escenario del horizonte, cientos de turistas buscan los rincones más secretos de esta ciudad.

Uno de estos lugares es sin duda el Pavilhao Chinés, un precioso café-bar ambientado en los años veinte y que resume en poco espacio el encanto que te puede producir una ciudad como esta. Soy un enamorado de las cafeterías elegantes y coquetas, aquellas en las que puedes sentarte relajadamente a leer un libro casi esperando que en cualquier momento pueda aparecer por la puerta algún ilustre escritor de otros tiempos.

Aquí podéis probar el sabor legendario de los cafés de Lisboa, un té llegado de quién sabe qué tierras o algún cocktail cuando la noche ya viste de ropajes oscuros las calles de la ciudad. También se sirve comida rápida: sandwiches, pastas, etc… La decoración nos traslada en un pequeño viaje en el tiempo a cualquier punto del Barrio Alto de los siglos XVIII, XIX y XX. Volar la imaginación y situarnos en otra época y otros lugares mientras disfrutamos de un café y la compañía.

El Pavilhao Chinés nos impregna nada más entrar en un mundo clásico, a la antigua. Hay muebles que seguramente vistieron casas señoriales, enormes lámparas de luz amarilla, cuadros y fotografías de personajes de otros siglos, vitrinas, cristaleras… e incluso una enorme estantería con soldaditos de plomo, juguetes variados y todo lo que podáis imaginar. Si es la primera vez que venís os pasaréis buena parte de la velada con los ojos completamente abiertos y mirando en derredor.

Aquí es curiosa hasta la forma de entrar, porque una vez en la puerta debemos llamar a un timbre para que nos abra un camarero. Este nos acompaña a una mesa que esté libre, como si entráramos en nuestra propia casa o hayamos sido invitados a algún cócktail de un eminente señor de la ciudad. Hay cafés y tés para todos los gustos. La carta es bastante amplia y, ya que estamos, ¿porqué no probar alguno del que jamás hayamos oído hablar? El lugar invita a ello…

– Información adicional

El Pavilhao Chinés se encuentra en la Rua Dom Pedro V 89-91, en el Barrio Alto

Foto Vía Lisboando

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Ocio en Lisboa


Deja tu comentario