Ginginha, licor de guindas en Lisboa

Ginginha

Ya nos lo dijo un camarero en Lisboa: “la ginginha hay que beberla con moderación, que esto hasta hace un siglo era una medicina para mitigar el dolor”. Y vaya que si lo mitiga… Pero irse de Lisboa sin probarla era algo que no se puede uno permitir. Si vais en invierno, un chupito de ginginha y ya podéis salir a la calle sin problemas.

La ginginha se puede decir que es una bebida típica de Portugal. En realidad se trata de un licor fuerte hecho con la infusión de las bayas ginja en alcohol, que en realidad son guindas, para más tarde echarle un poco de azúcar y canela. Se debe tomar solo un poco, a modo de chupito, ya que es bastante fuerte. Hoy en Lisboa es muy común y se ha convertido en algo típico para tomar especialmente después de las comidas.

Hay muchos locales y rincones para tomar una ginginha en Lisboa. Tengo que reconocer que uno de los lugares donde mejor me sentó fue en las tabernas de la Plaza del Rossio. Es curioso pero descubrí que los lisboetas piden una ginginha, se la toman rápidamente en la barra, pagan y se marchan. Apenas han estado en el bar el tiempo de beberse el licor. Parece que es una especie de costumbre local. Nosotros la saboreamos un poco más…

A mí particularmente las bebidas un poco amargas y fuertes prefiero tomarlas con tranquilidad. Bien es cierto que al final tiene un pequeño toque de canela que la hace más dulce, pero no deja de ser un licor fuerte. Además a la gente le gusta tomar una ginginha entre amigos, charlando en la puerta de los bares y tabernas. Es una forma que tienen los lisboetas de reunirse a cualquier hora del día.

Creo que aún anda por casa la botella que me traje de Lisboa. Realmente es un reconstituyente para esos días de frío. No me extraña que, como nos dijo nuestro camarero, hasta hace un siglo sirviera de medicina. Los males espanta…

– Información práctica para viajar a Lisboa

Foto Vía Food 52

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Comer en Lisboa


Deja tu comentario