Campo de golf de Estoril, paraíso verde rodeado de cultura

Campo de golf do estoril

En alguna ocasión hemos hecho alusión a la gran variedad de campos de Golf que podemos visitar y disfrutar en los alrededores de la ciudad de Lisboa. Hoy queremos concretar un poco más y hacer una pequeña reseña de uno de los campos más bonitos de esta zona de Portugal, el campo de golf de Estoril.

Estoril cuenta con multitud de ofertas culturales gracias a su clima, su arquitectura y sus más de 100 años de historia. Este lugar se perfila como uno de los puntos turísticos más visitados durante las estancias en esta zona del país. Para todos aquellos amantes del golf, Estoril también es una parada obligatoria.

El campo de golf de Estoril está situado al oeste de Lisboa, con unas excelentes vistas al Atlántico y un clima privilegiado, por lo que podremos jugar prácticamente todo el año.

El campo tiene unos 5.262 m2 y la más amplia vegetación se entremezcla entre sus hoyos. Eucaliptos, pinos, mimosas y un verde absoluto reinan en este precioso campo con vistas a Estoril y al mar.
El lugar fue proyectado por el famoso diseñador de campos Mackenzie Ross, y realmente merece la pena probarlo si tenemos una técnica trabajada, pues la dificultad del mismo es alta.

Este campo ha contado con eventos de la talla del Open de Portugal (20 veces) o el Campeonato Internacional Amateur (62 veces). Además, en él han jugado golfistas de la talla de Ramón Sota, S. Ballesteros, Mickey Wright o Neil Coles.

El complejo cuenta con todos los servicios necesarios para pasar una grata jornada deportiva, como un vestuario, una piscina, un restaurante y una amplia terraza con unas vistas impresionantes.

Una excelente oportunidad de disfrutar de este deporte en uno de los paisajes más bonitos de las costas portuguesas. Además, si nos alojamos en Estoril podremos compaginar nuestra pasión con las cientos de actividades que este lugar ofrece al turista.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:1golf.eu

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ocio en Lisboa


Deja tu comentario