La fuente de Chafariz dEl Rei

Fuente de Chafariz de El Rei

Situada en los pies de los barrios de Alfama y Castelo, encontramos Chafariz d´El-Rei, una preciosa y curiosa fuente decorada con azulejos típicos de la tierra. Esta fuente, de la cual actualmente no brota agua ninguna, encuentra sus orígenes en el siglo XIII durante el reinado de Alfonso II. Estos datos muestran que la fuente es, sin lugar a dudas, la más antigua de toda la ciudad.

La historia de este lugar relata que en sus inicios se configuró como fuente importante de abastecimiento de agua para todos los barcos portugueses del siglo XVI. Además, como dato curioso cabe destacar que cada caño era otorgada a un grupo social distinto. Respecto a este tema las ordenanzas eran bastante estrictas, si alguien osaba tomar agua de otro caño que no le correspondía habría duros castigos para todos. Por tanto era habitual encontrar un caño para los niños, otro para las niñas, uno para los hombres blancos, otro para los negros etc.

En sus orígenes, la fuente contaba con numerosos caños originales, podría ser que hasta con 9 o 10. Lo cierto es que con el transcurso de los años estos han ido siendo retirados hasta dejar solamente 2.

La estructura de esta fuente cuenta con un cuerpo inferior más adelantado que el superior, decorado con relieves llamativos con elementos decorativos como carabelas. Además, este cuerpo está separado del superior por una preciosa decoración con elementos florales.

El nombre de la fuente viene dado precisamente por el Palacete situado encima de la misma. Una casona de fachada decimonónica que a día de hoy es un hotel de lujo, previamente restaurado en el 2009. Este lugar destaca por sus impresionantes vidrieras y un delicioso y acogedor mobiliario antiguo.

A pesar de que la fuente ha sido restaurada en múltiples ocasiones, no se ha conseguido eliminar ese toque tétrico tan marcado en muchos de los elementos culturales de la ciudad, contrarrestado esta vez por el lujo del hotel que usa la fuente como cimientos.

Foto vía: Roug.org

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Qué ver en Lisboa


Deja tu comentario