Acogedor Hotel Britania, en estilo art decó

Britania Hotel

Si uno pasa por la puerta, tal vez no le llame demasiado la atención: una gran reja da la bienvenida en el portal, con forma de medialuna en la parte superior. Sin embargo, una vez que se ingresa al hall, el Hotel Britania comienza a demostrar parte de su encanto y del porqué de su relevancia en la hotelería lisboeta. La buena atención y la arquitectura art decó se combinan para conformar una buena oferta en alojamiento.

Dicen los especialistas que este hotel es único en su género y que no tiene igual en cuanto a lo arquitectónico, dentro de Lisboa. El edificio fue construido en 1940 por el reconocido arquitecto Cassiano Branco, una de las personalidades más reconocidas en esa actividad. Hotel boutique muy codiciado, estas dependencias logran fusionar los rasgos del pasado con las comodidades del presente.

Ubicado sobre la Rua Rodrigues Sampaio, el Hotel Britania tiene una posición estratégica: pegado a la Avenida da Liberdade, da la posibilidad de estar en quince minutos en la Plaza de los Restauradores, por ejemplo; y en muy poco tiempo en la estación del metro, desde donde dirigirse a cualquier punto de la ciudad. Además, está en cercanía de la mejor zona de restaurantes de la capital portuguesa, lo que posibilita alguna escapada nocturna para degustar los más ricos platos.

En cuanto a sus interiores, sobresalen los detalles de carpintería, cristalería, también los suelos de paneles de corcho, las antigüedades de bronces y un mobiliario de gran calidad, que refuerza la idea arte decó que recorre todo el concepto. Por ejemplo se puede apreciar el hall de entrada, sumamente lujoso, con pisos de mármol, como así también el bar, donde se puede disfrutar de socializar entre una gran carta de tragos.

Si por ejemplo se quiere algo más íntimo, se puede ir a la biblioteca, donde disfrutar de una serie de libros sobre Lisboa y Portugal en diferentes idiomas, o del salón principal, donde en invierno se caliente el ambiente con una chimenea. Allí también hay Internet gratuito. De lo que no hay que preocuparse es de la predisposición del personal, ya que las referencias en ese sentido sobran: la amabilidad es lo que destaca entre quienes reciben a los huéspedes.

Por último, hablar de las habitaciones, muy cómodas, algunas incluso con hall de ingreso y baños inmensos. Hay otras que tienen terrazas con suelo de madera, donde se puede disfrutar de jornadas de clima cálido. Pero en general las habitaciones son espaciosas y muy bien aprovisionadas, contando con los servicios principales que debe tener un hotel de esta categoría.

Foto vía: Tripadvisor

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Hoteles en Lisboa


Deja tu comentario