Praça de Espanha, donde está el Palacio Palhavã

Plaza España

Son varias las ciudades que tienen entre sus monumentos o espacios públicos un homenaje o una dedicatoria a otras ciudades u otros países. Es lo que por ejemplo ocurre en Lisboa con la Praça Espanha, cuyo nombre recuerda al país vecino de los portugueses.

Como característica fundamental de este parque hay que destacar el hecho de que su construcción se encuentra rodeada por la presencia de varias parroquias, entre las que podemos señalar a São Domingos de Benfica, Campolide y Nossa Senhora de Fátima.

El nombre original de esta plaza era Palhavã, debido a que allí se encuentra el Palacio de Palhavã, que es la residencia del embajador de España en Portugal: ese nombre lo llevó hasta 1995. Hay que resaltar que la misma está comunicada con el resto de la ciudad por medio de la línea azul del metro lisboeta, y que desde ahí pueden salir los autos en dirección a la ribera sur del Río Tajo. En inmediaciones se halla un mercado de pulgas y también el Instituto Portugués de Oncología.

Como decíamos, desde mediados de la última década del siglo pasado este espacio fue bautizado con el nombre de Praça Espanha, lo que luego dio paso a una gran reconstrucción ejecutada por 1998. Por entones fue trasladado a ese lugar el reconocido Arco de São Bento, una estructura antiguamente integrada a la Galería de la Esperanza del Aqueduto das Aguas Livres y que se encontraba en la Rua de São Bento.

Sobre el Arco vale señalar que el mismo estaba ubicado en su lugar de origen desde 1758, año en que había sido construido. Sin embargo, en 1938 se procedió a su desmonte y durante varias décadas estuvo sin utilidad hasta lo que fue su destino final, en Praça Espanha.

Finalmente señalar que una de las instituciones más importantes de la ciudad está en las inmediaciones de esta plaza: hablamos del la Fundación Calouste Gulbenkian, que es uno de los centros culturales más destacados de la capital portuguesa. Los objetos que forman parte de esta Fundación pertenecían a Gulbenkian, quien legó sus bienes y luego de su muerte, en 1955, los mismos pasaron a ser parte de exhibiciones permanentes en este espacio, que además de sus dos galerías con más de seis mil piezas, cuenta con biblioteca, salas de conciertos y una orquesta.

Foto vía: Trekearth

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Barrios y calles de Lisboa


Deja tu comentario