Alfama, el alma histórica de Lisboa

Alfama

Con sus callejuelas medievales, hermosos panoramas, y ocupando la colina más alta de Lisboa, el barrio Alfama es la parte verdaderamente emblemática de la ciudad. Ligeramente afectado por el terremoto de 1775, Alfama sigue siendo un laberinto de calles estrechas y escaleras empinadas, tabernas débilmente encendidas, balcones de hierro y plazas diminutas. Los visitantes encontrarán una atmósfera única que prevalece en las calles y callejones, la cual es mucho más interesante que los edificios individuales.

Originalmente, fue formado en gran medida por los árabes que se encontraban en la península ibérica desde el siglo 8. De hecho, su nombre original se deriva del árabe Al-Hamma, que significa manantiales o fuentes (una referencia a las aguas termales encontradas en la zona). La red de calles estrechas y confusas se debe a estos árabes, para quienes representaba una defensa, así como una protección contra el calor del sol.

Cuando la ciudad comenzó a crecer, lo hizo hacia el oeste, al otro lado del cerro ahora coronado por el Castelo de São Jorge, (Castillo de San Jorge). Dado que la gente tenía miedo de los terremotos, los ricos abandonaron el barrio Alfama, dejándolo a los pescadores y a otras personas humildes. Hoy día es un barrio obrero lleno de tiendas de comestibles y restaurantes. La mejor época para visitarlo es durante las Festas dos Santos Populares en junio.

Alfama

Alfama sobrevivió al peor terremoto de Lisboa en 1755 y aún hoy se pueden encontrar muchas casas antiguas callejuelas abajo. Esta zona de Lisboa es el hogar de talleres y muchas tiendas de comestibles tradicionales, y la vida cotidiana continúa a un ritmo más lento que el acostumbrado en el resto de la ciudad. Dada su elevada posición, Alfama ofrece un telón de fondo de barrios medievales, con callejuelas y vistas espectaculares, muy gratificante para fotógrafos y senderistas.

Hay muchos lugares de interés en Alfama, y la mayoría de ellos pueden ser mejor apreciados desde los maravillosos miradores. Desde el Miradouro da Graça, tienes a Lisboa a tus pies, Castelo de São Jorge a tu izquierda y la iglesia Graça detrás de ti. Este es un lugar muy atractivo para pasar un buen tiempo reflexionando. Caminando hacia el río Tago, se llega al Miradouro de Santa Luzia, que da la mejor vista sobre el barrio de Alfama.

Foto 1 Vía: tiseb
Foto 2 Vía: bjaglin

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Barrios y calles de Lisboa


Deja tu comentario